Menú Cerrar

CENTENARIO ASESINATO DE ROSA LUXEMBURGO

A CIEN AÑOS DEL ASESINATO DE ROSA LUXEMBURGO (1919-2019)

Por: CEPPAS-GT, COLECTIVO ROSA LUXEMBURGO Y PSOCA

Las organizaciones de acción y pensamiento revolucionario: los movimientos obreros y campesinos, así como los colectivos marxistas de mujeres, conmemoramos hoy la vigencia del pensamiento y práctica revolucionaria de la gran dirigente y pensadora Rosa Luxemburgo (“La Rosa más Roja del Marxismo”) a cien años de su asesinato.

Durante toda su vida, trabajó intensamente para que los trabajadores y trabajadoras del mundo alcanzaran la revolución socialista y para aportar a la teoría marxista en la comprensión de los grandes problemas políticos, económicos y sociales de su época; fundamentalmente marcada por los nacionalismos, el imperialismo, el militarismo y las luchas masivas proletarias a nivel mundial.

Rosa Luxemburgo fue una comunista decidida, por ende, se enfrentó a las fuerzas retrógradas de las burguesías imperialistas que llevaron a Europa a la Gran Guerra, a la vez que rechazó al reformismo que degeneró en la actual socialdemocracia europea, quienes en conjunto fraguaron y ejecutaron su muerte el 15 de enero de 1919, junto a su compañero de lucha, Karl Lienknecht. Rosa era una de las máximas dirigentes del Movimiento Espartaquista, protagonista de la Revolución Alemana de 1918 (que derribó al Káiser Guillermo II), traicionada por el gobierno del Partido Socialdemócrata Alemán, dirigido por Friedrich Ebert, en contubernio con cuerpos paramilitares conformados por soldados desmovilizados de la Primera Guerra Mundial.

Los aportes de Rosa Luxemburgo son fundamentales para la praxis marxista y feminista actuales. Entre otras muchas esferas destacó en lo siguiente:

  1. Su obra teórica se basa fundamentalmente en el método de la dialéctica materialista, lo que le permitió señalar con mucha precisión los efectos contrarrevolucionarios del revisionismo y del oportunismo de la socialdemocracia alemana.
  2. Su planteamiento teórico se caracteriza por un profundo sentido antiimperialista, en la medida que identifica la violencia y el despojo como elementos claves para la acumulación del capital, lo que implica una profunda crítica al colonialismo europeo.
  3. Su internacionalismo conlleva una comprensión de la lucha de clases y de la revolución como procesos liberadores de la humanidad y una crítica al nacionalismo burgués. Fue opositora a la participación obrera en la guerra imperialista, pues enfrentaría a una misma clase entre sí en beneficio de las burguesías nacionales.
  4. Identifica la huelga de masas como una estrategia revolucionaria fundamental de los partidos obreros y los sindicatos para la toma del poder, en contraposición al parlamentarismo que caracterizaba a la socialdemocracia de su época. La diferencia entre ambos métodos es sobre todo la confrontación con el capital.
  5. Su praxis evidenció la importancia de la participación de la mujer dentro de los procesos revolucionarios. Con su papel de dirigente confrontó las ideas y las prácticas dominantes de la cultura patriarcal de la sociedad y su partido.

El desarrollo del capitalismo actual evidencia que la violencia patriarcal, el expolio y expulsión de los pueblos originarios de sus territorios, las nuevas formas de esclavitud, la migración global masiva, la sobrexplotación laboral, la destrucción de la naturaleza, la discriminación y el racismo, el militarismo y las guerras imperialistas… son fenómenos de acumulación de capital que conducen al mundo entero hacia una crisis ética y económica, a la cual se oponen múltiples resistencias.

Sin embargo, a diferencia de lo que sucedía en el contexto de Rosa Luxemburgo, pese a la legitimidad e importancia de las luchas de resistencia, no se visibiliza la existencia de un horizonte común respecto de cómo mejorar las condiciones de vida de las y los desposeídos y de cómo lograrlo. Ante esta realidad, el pensamiento de esta militante comunista es contundente y necesario para la articulación de una lucha anticapitalista de alcance mundial.

Por todo lo anterior, celebramos la vida y obra de Rosa Luxemburgo, y hacemos un llamado a todas las personas, organizaciones y pueblos a articularse para confrontar a las clases dominantes y construir un modelo de vida con justicia y dignidad para las personas y un mundo sin clases sociales.

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres

Rosa Luxemburgo

Guatemala, 15 de enero de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *