Estudios sobre el poder y fortalecimiento de sistemas democráticos

Este programa trabajará sobre la participación política, la gestión del poder, la criminalización de la protesta social y la generación de aportes para el diseño y ejecución de políticas públicas para construcción del proyecto socialista.

En un sentido amplio, el poder no es una cosa que se pueda poseer, perder, tomar, arrebatar o transferir. Es una relación humana que se ejerce o no se ejerce, que se está en posibilidad de ejercer o no, en una matriz de relaciones humanas históricamente condicionadas.

El poder se ejerce para crear y sostener privilegios para uno o para todos. Es decir que el ejercicio del poder contribuye a conformar modelos de organización más democráticos o más autoritarios, según la dirección de los privilegios a los que se apunta.

Bajo las anteriores premisas se erige el programa de Estudios sobre el poder, con cuatro líneas de acción-investigación:

1. Participación política. La definición y materialización de una sociedad más justa requiere de la participación consciente y activa de todos los sectores interesados. En este sentido, caben en este eje todos las manifestaciones tendentes a la articulación y organización de sujetos dispuestos a desplegar una acción política conjunta, así como de sus efectos.

2. Gestión del poder. La comprensión de cómo opera el poder político es vital para explicar la esencia y características de la administración pública, es decir del conjunto de actividades humanas en los que se pone en juego factores comúnes de conviviencia. Ello se evidencia a través de las leyes y políticas existentes y sirve para proponer los cambios necesarios.

3. Criminalización de la protesta social. Una característica de la política del Estado de Guatemala en la época posterior a la Firma de los Acuerdos de Paz es la respuesta agresiva a la participación política ciudadana y a sus demandas de transformación coyuntural y estructural del sistema político económico y social del país. En este eje se estudiarán tanto las exigencias políticas de los diversos sectores sociales como las respuestas criminalizadoras y los efectos que ello va generando para efectos de construcción de democracia.

4. Políticas públicas. Al ser este el principal mecanismo que utilizan las autoridades del Estado para gobernar, llevan implícito un componente técnico (en cuanto a su formulación: corrección, factibilidad, legalidad, etc.) y otro ideológico (su visión del mundo y de la sociedad). En este sentido, desde la teoría de las políticas públicas y de la administración pública, bajo una perspectiva del socialismo, se harán estudios y propuestas encaminados a patentizar la reformulación del Estado en temas específicos, analizando el papel del bien común.

Deja un comentario