Menú Cerrar

Hacia una regulación democrática de Internet

Los esfuerzos por construir escenarios comunicacionales descentralizados, participativos y que respeten la libertad de expresión, y otros derechos fundamentales, ahora se trasladan al entorno digital. ¿Cuáles son los desafíos?

Si bien Internet nació como una red abierta, descentralizada y distribuida, restringida a los sectores académicos y militares, hoy es el medio de comunicación masivo de mayor crecimiento en sus índices de penetración. Esto se ha traducido en una creciente comercialización de la red y en una tendencia al control de la red por parte de los Estados.

En este escenario, existen una serie de problemas sobre los cuales es necesario trabajar. La concentración de infraestructura y del control de los recursos críticos de Internet, las amenazas de seguridad y el control sobre los contenidos, son algunas de ellas. Este tipo de problemas se regulan a través de distintos instrumentos y espacios.

La regulación de Internet, como una manera de garantizar el respeto de una serie de derechos humanos (expresión, comunicación, intimidad, etc.), debe basarse en el principio de neutralidad de la red. Este sostiene la idea de que el tráfico de Internet debe ser tratado de la misma manera sin importar su procedencia, su contenido o su destinatario. Es decir que “se debe garantizar el acceso a cualquier servicio sin discriminación e independiente del contenido , protocolo o plataforma”. Este principio busca salvaguardar el espíritu original de Internet porque amplía las posibilidades de expresión y participación ciudadana.

Pero luego de las revelaciones de Edward Snowden el estado de vulnerabilidad de las comunicaciones digitales quedó expuesta. La Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos —NSA, por sus siglas en inglés— intercepta todo tipo de comunicaciones con la colaboración de empresas como Microsoft, Google, Yahoo, Facebook, Aol, y Apple entre otras.

Periodistas y defensores de derechos humanos, que intercambian información sensible a través de las redes, están en riesgo. Robert Guerra, especialista en seguridad digital, explica que es necesario apoyar esfuerzos para promover los derechos digitales; impulsar políticas públicas que expandan la conectividad; hacer investigaciones basadas en evidencia para hacer denuncias y, sobre todo, sortear la censura y la vigilancia con procesos de formación en seguridad digital y mecanismos de respuesta urgente.

CEPPAS participó, junto a representantes de organizaciones de toda América Latina, del curso sobre regulación de Internet organizado por el Centro para la Libertad de Expresión de la Universidad de Palermo en Buenos Aires. La formación estuvo a cargo de Eduardo Bertoni (CELE), Claudio Ruiz (Derechos Digitales), Carlos Cortés (CELE), Eleonora Rabinovich (ADC); Carolina Aguerre, Robert Guerra (CitizenLab); Hiram Melendes (UPR); y Daniel Petrone (Poder Judicial de Argentina).

¿Por qué nos importa el la gobernanza de Internet en el CEPPAS? Porque trabajamos por la gestión distribuida de los bienes comunes para fortalecer los procesos de democratización. Internet es una plataforma de comunicación que amplía las posibilidades de comunicación masiva horizontal y, por lo tanto, genera nuevas maneras de discutir los asuntos públicos, crear conocimiento colectivo e intercambiar significados.

En los próximos boletines trataremos específicamente los temas de gobernanza de Internet neutralidad de la red; responsabilidad de intermediarios, privacidad y seguridad, y derechos de autor en la era digital.

1 Comment

  1. Margarita Castillo

    Leí el artículo con mucho interés y me pareció super interesante. Ojalá continuaran con el análisis de este tema tan determinante para proteger derechos humanos, desde el trabajo periodístico así como el de los usuarios. Att. Margarita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *