La discusión por medios públicos de calidad

Este 25 y 26 de junio se celebró el VI Foro Internacional de Medios Públicos de América Latina en Bogotá.

En su sexta edición, periodistas, funcionarios y académicos se juntaron con el objetivo de “promover el intercambio de experiencias concretas para la búsqueda de mayor autonomía de influencias económicas o políticas para los medios públicos de la región”. Participaron de la sexta edición del foro: Guilherme Canela de UNESCO; Enriqueta Cabrera, Canal Once de México; Gustavo Arévalo Canal 7 de Bolivia; Valerio Fuenzalida, Catedrático de Chile, John Dinges del Centro Carter en EEUU, Blanca Rosales de la Secretaría de Comunicación Social de Presidencia del Perú, y Patricia Alvarado de Corporation for Public Broadcasting.

Unesco aprovechó la ocasión para presentar la edición de “Principios y buenas prácticas para los medios públicos en América Latina” (Descargar) Martín Becerra y Silvio Wasibord.

Bajo un objetivo general de “remediar las deficiencias de mercados audiovisuales/informativos dominados por criterios mercantiles” la actividad comunicacional de los medios públicos deberían actuar, según los autores, bajo los siguientes principios:

  1. la cobertura de sus servicios, que inicialmente comprendía una variante geográfica y socioeconómica, pero que a partir de la convergencia tecnológica comprende también la extensión de los servicios públicos a diferentes pantallas y dispositivos de uso de información y entretenimientos;
  2. la independencia editorial y financiera no sujeta a revisión frecuentes (ej. anuales) que condicionan la autonomía del funcionamiento1;
  3. la autonomía de sus órganos de gobierno frente al poder político y mercantil; La pluralidad de su contenido y la diversidad e imparcialidad de su programación (“el servicio público de difusión tampoco debe promover una posición determinada o apoyar a un partido político determinado”);
  4. el mandato de servicio público establecido por la regulación;
  5. la rendición de cuentas (accountability) a la población y a órganos reguladores que tengan margen de autonomía respecto del gobierno;
  6. la producción de contenidos regida por el interés público y no por estándares comerciales o expectativas partidarias; y,
  7. la provisión de contenidos ausentes o de débil presencia debido a que no encajan con la lógica comercial o partidaria.
    En el mismo documento, la UNESCO explica que “si fueran una extensión de los intereses del gobierno, las emisoras públicas no podrían generar debates que critiquen a ese mismo poder. Si fueran seguidoras obedientes de las reglas del mercado anunciante, las emisoras públicas no podrían, ni sabrían, ni lograrían ofrecer programas que presenten un abordaje suficientemente crítico de las realidades del mercado.”

Recursos para pensar en el rol de los medios públicos

  • Principios y buenas prácticas para los medios públicos en América Latina (Descargar)
  • Radiotelevisión de servicio público: manual de buenas prácticas (Descargar)
  • Radiodifusión de servicio público: un estudio de derecho comparado (Inglés) (Descargar)
  • ¿Para qué sirven los medios públicos? La reforma de la radiotelevisión pública (Descargar)
  • Los medios públicos: de la retórica ilustrada al activismo y experimento estético (Descargar)
  • Indicadores de calidad de las emisoras públicas (Descargar)

Leave a Comment