Menú Cerrar

La libertad de expresión corre riesgo en Guatemala

Las radios comunitarias son perseguidas y sus comunicadores y comunicadoras perseguidos. Rechazamos la represión contra la radio Jolom Konob.

Reproducimos aquí el comunicado:

Está en grave riesgo el derecho a la libertad de expresión en Guatemala

El alza en las agresiones físicas y legales en contra de comunicadores y periodistas y el escaso respaldo de los medios masivos de comunicación a la denuncia de las intimidaciones generan condiciones precarias para el ejercicio de la libertad de expresión.

Así mismo, la concentración en pocas manos de la propiedad de los medios de comunicación y las prácticas monopólicas tienen serias implicaciones para el desvanecimiento de la democracia.

La situación que las radios comunitarias están viviendo actualmente en Guatemala pone en evidencia que el Estado no cumple con sus obligaciones de respetar, proteger y promover el derecho a la libertad de expresión.

La comunicación comunitaria, alternativa y popular sigue siendo reprimida y acosada. Hoy es el caso de la Radio Snuq’ Jolom Konob’ que desde Santa Eulalia, Huehuetenango, transmite información vía radio y a través de un portal en Internet sobre los acontecimientos que afectan la vida de las vecinas y vecinos del pueblo Q’anjob’al.

Durante el día 19 de enero la radio denuncio la persecución de líderes comunitarios, así como también las agresiones que Diego Marcos Pedro, alcalde municipal de Santa Eulalia, realizó contra vecinos. Esto provocó que el día 20 de enero por la madrugada un grupo de personas afines al acalde cerraran las instalaciones de la radio, cortarán el servicio de energía eléctrica y, de forma violenta, agredieran al equipo de la radio con el respaldo del señor Diego Marcos Pedro.

Este no es el primer ataque que el alcalde realiza contra Radio Snuq’ Jolom Konob’: durante septiembre de 2014 cerró las instalaciones y suspendió el servicio de energía por la transmisión de un evento de las autoridades comunitarias de Santa Eulalia. Sin embargo, gracias a la presión de las comunidades, tuvo que reinstalar el servicio de electricidad a la radio. Este hecho fue denunciado ante la Unidad Fiscal de Delitos contra Periodistas en el Ministerio Público.

Lamentablemente, en muchos casos estas denuncias no son tramitadas por ser medios comunitarios criminalizados y estigmatizados como piratas.

Resulta urgente y necesario, por lo tanto, abrir y ampliar el debate sobre el ejercicio del derecho a la libertad de expresión ya que este no es únicamente un privilegio de los medios comerciales.

Por las amenazas y agresiones sobre nuestras compañeras y compañeros comunicadores comunitarios, periodistas y reporteros:

1) DEMANDAMOS el cese de las agresiones en contra de las y los comunicadores comunitarios, periodistas y reporteros. La interposición de denuncias penales, las leyes que criminalizan el trabajo de medios ciudadanos, los cierres de radios y las agresiones físicas cometidas contra comunicadores constituyen una política represiva en contra de libertad de expresión.

2) SOLICITAMOS la aprobación en el Congreso de la República de Guatemala de legislación que reconozca a los medios alternativos y comunitarios; y al Poder Ejecutivo, el diseño y la implementación de una política de comunicación democrática que garantice la diversidad y la pluralidad de voces.

3) REQUERIMOS el fortalecimiento de la Unidad Fiscal de Delitos contra Periodistas del Ministerio Público; como parte de la exigencia social de fortalecer el sistema de justicia en el país.

4) EXIGIMOS al gobierno de Guatemala que rinda informes claros sobre los avances del Programa de Protección a Periodistas, ofrecido por el Organismo Ejecutivo desde noviembre de 2013.

5) PEDIMOS a la Procuraduría de los Derechos Humanos prestar especial atención sobre lo que ocurre en el interior del país, donde las y los comunicadores comunitarios, periodistas y reporteros son muchas veces intimidados por poderosos caciques locales para no cumplir con su función informativa.

5) INVITAMOS al gremio periodístico en general, a ser responsables, comprometidos y honestos en el cumplimiento de nuestra labor de llevar información al país, ya que en nuestras voces y letras descansa la democracia del país.

Guatemala, 23 de enero 2015.

2 Comments

    • Inés

      ¡Nos encanta esa canción Jeanneth! Es verdad, pasa en la mayoría de los países. Pero cuando es sistemático y dirigido a las radios comunitarias que critican mega proyectos extractivos, nos da más miedo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *