Las flores se impusieron al cemento

Las mujeres de San Juan Sacatepéquez nos enseñan que no es fácil, pero que sí es posible hacer cambios en este sistema.

Por Ernesto Archila

En un ejercicio democrático y de dignidad las mujeres de San Juan Sacatepéquez marcharon desde sus aldeas hacia la capital venciendo el cerco militar y mediático. Lograron deslegitimar (aun más) y demostrar la ineficacia del Estado de prevención impuesto por el gobierno a raíz de los lamentables hechos ocurridos en la Aldea Los Pajoques. Pero fueron más allá, demostraron a través de sus denuncias, las terribles violaciones a la dignidad humana que provoca la implementación de estas medidas (leer más)

Esto puso en una situación difícil al gobierno ante la opinión pública nacional e internacional, quien no tuvo otra opción que dar marcha atrás.
El estado de prevención ha sido derogado. Sin embargo, “las condiciones de militarización y represión se mantendrán en las comunidades de San Juan Sacatepéquez(https://convergenciawaqibkej.wordpress.com/2014/11/04/suspenden-estado-de-prevencion-en-san-juan-sacatepequez-pero-seguira-el-ejercito-y-pnc-en-las-comunidades/)”:“https://convergenciawaqibkej.wordpress.com/2014/11/04/suspenden-estado-de-prevencion-en-san-juan-sacatepequez-pero-seguira-el-ejercito-y-pnc-en-las-comunidades/. Esto se debe a que la implementación de estas medidas utiliza como justificante las condiciones de inseguridad y de alteración al “orden público”; pero en realidad forman parte de una estrategia conjunta entre el gobierno y las grandes empresas, para” imponer modelos de desarrollo a pesar de la resistencia de las comunidades([http://cmiguate.org/el-desarrollo-impuesto-un-estado-de-prevencion-decretado-en-las-comunidades-mayas-kaqchikeles-de-san-juan-sacatepequez/)”:[http://cmiguate.org/el-desarrollo-impuesto-un-estado-de-prevencion-decretado-en-las-comunidades-mayas-kaqchikeles-de-san-juan-sacatepequez/.

Frente a estos escenarios adversos la resistencia sigue siendo necesaria y fundamental. Este derecho, garantizado en la Constitución, debe servir para articular las luchas de todas y todos. Pero esta articulación debe aprender de las experiencias positivas y negativas que ha dejado el movimiento social. Construir sin prejuicios y superar las diferencias que han fragmentado el movimiento hasta hacerlo casi invisible.

Nuevamente, las mujeres sanjuaneras enseñan que no es fácil pero que sí es posible hacer cambios en este sistema. Toca a las demás expresiones de los movimientos sociales hacer su contribución y desde sus espacios generar cambios. Desde la aprobación y modificación de una política publica sobre los derechos de la juventud, hasta la transformación de las relaciones agrarias a nivel nacional, todas las acciones contribuyen a la eliminación de las desigualdades y la construcción de un Estado más incluyente. El reto está en saber articular y hacer converger todas las luchas en expresiones capaces de incidir y transformar su realidad de forma positiva.

Leave a Comment