Menú Cerrar

¡Ojos y oídos atentos! Medios sociales y elecciones

Los medios sociales son quienes tienen la potencialidad de informar de manera transparente sobre los procesos electorales.

Sin embargo, son justamente estos medios quienes no cuentan con las capacidades de monitoreo y procesamiento de datos necesarios para poder generar contenidos de calidad que permitan a sus audiencias tomar decisiones conscientes e informadas en dichas elecciones.

En nuestras democracias representativas las elecciones son uno de los momentos centrales de participación política ciudadana. El nivel de transparencia en dichos procesos es un indicador de la madurez de los sistemas democráticos de cada país. Los medios de comunicación son un actor clave en la formación de opinión de los ciudadanos y en la observación electoral.

En Guatemala esta tarea de monitoreo que tienen los medios se ve afectada en dos sentidos. Por un lado, los grandes medios de comunicación comerciales pertenecen a conglomerados mediáticos que establecen relaciones financieras con empresas nacionales e internacionales que también financian a partidos políticos generando relaciones políticas que se traducen en favores electorales. Por el otro, los medios comunitarios y ciudadanos, aquellos vinculados directamente con las comunidades a las que pertenecen, carecen de capacidad de investigación y fuentes de información fiables que les permitan informar adecuadamente sobre las candidaturas y, posteriormente, hacer un seguimiento minucioso de las elecciones.

Caracterización medios sociales

1. Sin fines de lucro. Esta es la primera característica que mencionamos a la hora de definir a los medios comunitarios pero no es, no debiera ser, la más importante. Es verdad que no definirse como una entidad que persigue el lucro ya dice mucho y es la base mínima para poder entrar a definiciones más complejas, pero esta característica también puede ser malinterpretada. Por ejemplo, en Chile a las radios comunitarias, justamente por pensar que no tienen fines de lucro, no se les permite vender publicidad. ¿Cómo van a financiarse entonces? Hay que ponerse bien creativos y pensar nuevas maneras. Porque que no se dividan las ganancias no significa que no se necesiten recursos para mantener el espacio, los equipos y la gente que allí trabaja.

El no tener fin de lucro, en algún punto también otorga —o, mejor dicho, debería otorgar- mayor libertad en la propuesta estética, en los contenidos, en la música, en fin, en los modos de hacer radio en general porque no hay que ir “atrás” de lo que “vende”.

2. Gestión horizontal y participativa. Esta sí es una característica escencial. La participación tiene distintos niveles. Porque los medios comerciales pueden decir. “En nuestros medios la gente participa, viene a la tribuna, llama para sorteos, etc.”. Pero este es apenas la forma más baja del primer nivel de participación, que es el de la producción de los mensajes. Luego están la intervención en la toma de decisiones, que es el que las radios comunitarias abren según su forma de organización, y el último es del de la contribución en la formulación de plantes y políticas de comunicación masiva.

3. La radio como espacio de encuentro. La radio no es sólo un medio, es un espacio, un territorio. En las radios se habla, pero también se baila, se come, se festeja, se ven películas, hay ferias y recitales. Las personas que participan en el medio se sienten parte de él y el local es su casa.

4. Enfoque de derechos. La radio contribuye al desarrollo de su comunidad difundiendo contenidos con un enfoque de respeto a los derechos humanos. Es decir, defendiendo los derechos de las poblaciones vulneradas, no desde la perspectiva de la caridad sino de la reivindicación de derechos.

5. Ida y vuelta, la comunicación se construye. La comunicación no es la acción de difundir datos de forma unidireccional. Por el contrario, es un proceso complejo de intercambio y construcción conjunta de significados comunes. Las radios comunitarias buscan fortalecer este proceso a través del intercambio con oyentes/participantes que se involucran de manera activa en la radio.

6. Acompañan procesos sociales. Como los medios comunitarios surgen de la necesidad de difundir reivindicaciones de ciertos grupos (pueden ser reivindicaciones laborales, o de defensa del territorio o de espacios de expresión para la juventud, es decir, son múltiples) por lo general el compromiso de acompañar procesos de lucha e extiende en el tiempo. No son medios asilados que solo informan, entretienen o educan, sino que son parte de movimientos más amplios.

¿Qué otras características que definen a los medios comunitarios se les ocurren?

Rol de los medios en procesos electorales

¿Cuáles son las responsabilidades de los medios de comunicación durante los períodos de campaña electoral? Más alla de armar una buena cobertura del día de las elecciones, es necesario que los medios estén atentos a la manera en la que abordan los procesos electorales durante las campañas, que es donde se definen los resultados.

Según el manual para periodistas de cómo cubrir elecciones de Votebien.com, los medios deberían:

1. Evaluar las políticas públicas llevadas adelante por los gobernantes en ejercicio. No es lo mismo votar a alguien si sabemos que no cumplió con ninguna promesa de la campaña anterior o si, mucho peor, hizo todo lo contrario que prometió. Una adecuada evaluación del desempeño de los candidatos que se encuentren ejerciendo cargos en alguna institución del Estado brindará elementos valiosos para que los votantes decidan su voto.

2. Difundir el ABC del sistema electoral: actores, funciones y procesos. Entender la ley y el sistema electoral permite que la ciudadanía exija transparencia en las elecciones: cuáles son los procesos, cuáles son los mecanismos de armados de listas, de asignación de escaños, etc.

3. Descubrir las relaciones de poder. Es necesario saber qué está en juego en unas elecciones. Mucho se puede saber a través del análisis de los discursos y las plataformas electorales. Pero ¿qué pactos y alianzas están prometidas? ¿Qué sectores están detrás de tal o cual candidato?

4. Investigar la ruta del dinero que financia las campañas. Identificar de dónde viene el dinero que respalda a cada candidato puede decir mucho de los favores que debe o los sectores a los que favorecerá con alguna medida en caso de ganar. Una vez que se sepan quiénes son los donantes, pues habrá que investigar quienes están detrás de ellos y así descubrir la ruta del dinero. Y si el dinero lo ponen ellos mismos, pues hay que identificar también su patrimonio y cómo lo consiguieron.

5. Estar atentos a las manifestaciones de fraude electoral. Los periodistas son quienes deben actuar como fiscalizadores de las elecciones. Existen una variedad de modalidades de fraude electoral. La mayoría se realizan el día de las elecciones pero muchos otros se van fraguando con anterioridad. Dependiendo del código penal  o leyes electorales de cada país, estos son “actos u omisiones contra el proceso electoral para impedirlo, suspenderlo, falsearlo o alterar sus resultados”.

Plataforma de Monitoreo Electoral

En Código Sur y CEPPAS-GT, con el apoyo de Hivos, estamos prototipando una plataforma digital de transparencia del proceso electoral general de 2015 que sirva de fuente de datos fidedigna e información valiosa para medios sociales de Guatemala.

Esta plataforma estará alimentada por el equipo de desarrollo y por los medios sociales quienes podrán aportar datos desde sus espacios. Además, incorporará una serie de herramientas digitales de procesamiento y visualización de datos nutrida tanto con datos abiertos proporcionados por el gobierno, como por datos obtenidos del Observatorio Electoral de la Universidad San Carlos —con quienes trabajaremos a la par- e información proporcionada por periodistas y los propios medios beneficiarios.

La plataforma estará disponible a la brevedad. ¡Estén atentos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *