Menú Cerrar

¿Qué nos cuenta un policía?

Sobre la mezcolanza en la política durante la guerra en Guatemala a partir del

cadáver de una persona de sexo masculino

Por: Silveria Miranda, Ceppas Guatemala.

En la Policía Nacional de Guatemala, el “parte policíaco” era un tipo documental utilizado por los agentes de la Institución para informar a sus superiores sobre los acontecimientos que atendían cotidianamente en el ejercicio de sus funciones. La imagen que antecede este texto es la parte superior de la primera de cinco páginas de un documento del Archivo Histórico de la Policía Nacional. El “parte” de un agente de la Sección de Investigaciones Especiales o Comando Seis, fechado 6 de marzo de 1978.

Esta estructura policíaca es conocida, entre otras, por los procesos judiciales de la Quema de la Embajada de España1 y la desaparición forzada del estudiante sancarlista Edgar Sáenz Calito,2 en los que se juzgó y condenó a su icónico jefe, el otrora alcalde de Nueva Santa Rosa, Pedro García Arredondo.3

Mediante el documento, el Agente No. 206 informaba que en la 5a calle y 2Av de la zona 1 mataron de tres balazos a una persona de sexo masculino (…) El obcizo (sic) llevaba tres credenciales. Una, que estaba vencida y había sido fechada en 1971, lo identificaba como confidencial del Cuerpo de Detectives; las otras acreditaban su membresía a los partidos políticos PID y MLN. La intersección de las calles donde se levantó el cadáver está a pocos pasos de donde estuvo la sede de este último partido. Al lugar se presentaron unidades del Cuerpo de Detectives, así como unidades del Comando Dos.

El Cuerpo de Detectives fue una estructura de la Policía Nacional que tuvo una participación importante en la violencia política ejercida por las fuerzas del aparato represivo4 del Estado guatemalteco en contra de aquellos que entendió como su enemigo interno.5 Los judiciales -como les llamaba la gente-, cumplieron funciones variadas en la implementación del terror contrasubversivo que colmó al país durante la segunda mitad del siglo XX.

El MLN -Movimiento de Liberación Nacional- representó el anticomunismo más recalcitrante, la extrema derecha, fue el “partido de la violencia organizada”.6 El PID -Partido Institucional Democrático- fue el del Ejército, de la élite militar, el de su alto mando -por lo menos hasta el golpe de Estado de marzo de 1982-. Uno surge tras la contrarrevolución de 1954, el otro como consecuencia del golpe de Estado liderado por el Coronel Enrique Peralta Azurdia en 1963. Juntos apoyaron las candidaturas presidenciales de Carlos Arana Osorio (1970) y de Kjell Laugerud García (1974).

La fecha del documento nos ubica en la cúspide de otro momento electoral, precisamente un día después de celebradas las elecciones generales de aquel año. Ocho días más tarde el Congreso declararía victoriosos al General Romeo Lucas García y a su compañero de fórmula Francisco Villagrán Kramer.

Podría pensarse que es casualidad que un confidencial del Cuerpo de Detectives fuese miembro de ambos partidos políticos, que lo asesinaran tan cerca de la sede del MLN y en aquella fecha. Sin embargo, la información que brindan las pertenencias encontradas en el cuerpo de la víctima y las circunstancias de su muerte son reveladoras y llegan a nosotros por medio de un documento de archivo. Como tal, nos permite realizar interrogantes en cuanto a sus contextos institucional e histórico de producción. ¿Qué podemos entender de la violencia política a la usanza de las fracciones del bloque en el poder?7 ¿Cómo comprender a los victimarios, los vínculos, articulaciones y redes que formaron con personas que militaban en partidos políticos de derecha? ¿Dónde ubicamos a las fuerzas de seguridad del Estado? ¿Qué herencias y legados han dejado al presente?

1 https://www.plazapublica.com.gt/content/juez-le-agrega-un-delito-mas-pedro-garcia-arredondo

2 https://lahora.gt/hemeroteca-lh/satisfaccion-social-por-condena-de-pedro-garcia-arredondo/

3 https://elpais.com/diario/2000/03/29/internacional/954280802_850215.html

4 Althusser, L. Ideología y aparatos ideológicos del Estado. Nueva Visión, Bs. As., 1988.

5 Parafraseando el Manual de Guerra Contrasubversiva del Ejército de Guatemala, podemos decir que este definió a su enemigo interno mediante dos acepciones: 1) el comunista, 2) toda aquella persona que sin ser comunista pretendiese alterar el orden establecido. Ejército de Guatemala, 1980: Manual de Guerra Contrasubversiva, Referencia, CIRMA, Colección Planes Militares.

6 https://www.narrativayensayoguatemaltecos.com/ensayos/ensayos-politicos/el-sucesor-es-un-dirigente-del-partido-de-la-violencia-organizada/

7 Según Poulantzas, “el concepto de bloque en el poder (…) indica la unidad contradictoria particular de las clases o fracciones de clase dominante en su relación con una forma particular del Estado capitalista” (Poulantzas, 1975: 51). Entendiendo que Guatemala en 1982 –y a la fecha– tiene una formación económico-social de tipo capitalista, el concepto de bloque en el poder es útil para entender que la dominación política en sociedades capitalistas no es exclusivo de una clase o grupo social determinado, sino producto de las relaciones que se establecen entre diversos grupos y clases sociales. En Epe M. & Kepfer R. El enemigo interno en Guatemala. Contrainsurgencia y su herencia en la configuración de nuevos conflictos. Magna Terra, Guatemala, 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *